tipos de beneficiarios en seguros

¿Qué es un beneficiario cuando hablamos de seguros?

El término «beneficiario» es muy común cuando de seguros se habla, pero no siempre es muy claro cuáles son sus funciones y derechos para sacar el máximo provecho de los seguros. 

Conoce con nosotros más detalles del papel del o los beneficiarios y cuál es el proceso para cobrar un seguro, así como los tiempos estimados para hacerlo.

¿Quién determina el beneficiario?

En los seguros de vida, por ejemplo, la figura del beneficiario es más clara; en caso de que algo le ocurra al asegurado, el beneficiario recibirá una cantidad de dinero periódicamente o bien, la suma asegurada que haya sido contratada. 

La persona que determina o escoge quién será el beneficiario del seguro que está contratando es el asegurado, y lo puede designar en el momento en que contrata la póliza. Sin embargo, también puede hacer cambios cuando la póliza ya ha sido dada de alta. 

Puede haber más de un beneficiario, y en este caso es necesario detallar el porcentaje de indemnización que corresponderá a cada uno. En caso de que sólo exista un beneficiario es importante considerar que puede fallecer antes o al mismo tiempo que el asegurado, y por lo tanto la cantidad acordada pasaría directamente a los beneficiarios legales. 

Tipos de beneficiarios

Los beneficiarios pueden designarse de dos formas: 

Designación tácita: Esta designación se nombra por ley, es decir, corresponde a los herederos legales la suma asegurada contratada en la póliza, sólo en caso de no existir un beneficiario nombrado por el asegurado o, en caso de que ese beneficiario ya haya fallecido. 

Para este caso, la designación tácita suele aplicarse a personas que tengan algún tipo de vínculo con el asegurado, ya sea familiar, personal, profesional o económico. 

Designación expresa: Es decir, el asegurado determina con nombres y apellidos a la o las personas que recibirán los beneficios de la póliza. 

que es un beneficiario

¿A quién se puede designar como beneficiario? 

Cualquier persona, ya sea física o jurídica, puede ser designada por el asegurado. Si has contratado un seguro, el siguiente paso es comunicarle a las personas que has elegido que son los beneficiarios de tu póliza, pues en caso de fallecimiento ellos deben saberlo para poder reclamar la indemnización. 

¿Qué hacer en caso de fallecimiento del asegurado?

Cuando el asegurado fallece, los beneficiarios deben acreditar que lo son para exigir el pago del capital asegurado. Además, la Condusef recomienda reunir previamente la siguiente información para posteriormente acercarse a la aseguradora. 

  • Certificado médico de defunción.
  • Acta certificada de fallecimiento del Registro Civil.
  • Certificado del Ministerio Público que tomó parte en caso de muerte accidental.
  • Contrato de la póliza donde se mencionen tanto los nombres del fallecido como los de los beneficiarios.
  • Identificación oficial y acta de nacimiento del finado. 
  • Documento de identificación oficial del beneficiario, puede ser credencial del INE, pasaporte o cartilla del servicio militar. 
  • Acta de nacimiento del o los beneficiarios. 
  • Si el beneficiario es cónyuge, deberá presentar el acta de matrimonio. 

La información de Condusef es de manera general. Cada aseguradora cuenta con un protocolo para acreditar al beneficiario por lo que debes consultar con la compañía de seguros el proceso y los documentos a entregar. 

Ahora que conoces más detalles acerca de los beneficiarios, te invitamos a cotizar y contratar tu seguro en línea con Clarente donde puedes consultar y comparar entre diferentes opciones de seguro de auto, hogar y RC USA. ¡Conócenos! 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.